Entre mujeres

mau05

Cada vez que hablo con Carmen por teléfono sube el pan.

Supongo que esas cosas me las cuenta a mí porque sabe que en esta especie de conciencia absurda que tengo cabe cualquier cosa.  Le contó a Pedro lo de la niñita esta tan mona que le pidió una cita, sí, la del cine del domingo. Pues me imagino que es porqué había quedado antes con él, pero lo de la chica ésta le apetecía, por probar…

Por supuesto, a mí me parece perfecto, no tanto que se lo cuente, sino que quede con ella. Oye, cada una a lo suyo, ¿no?

La verdad que estaba nerviosa, era la primera vez y sin experiencia como que la cosa parece un poco fría al principio. Pero pensó que podía ser divertido. Parece que siempre lo ha tenido en mente y se le presentó la oportunidad. Se conocían del parque, de pasear a los perros. Pues se le acercó y le preguntó lo típico, que si la raza por aquí, que qué tipo de pienso come por allá… Y una cosa llevó a la otra, hasta que le propuso la cita. Carmen no, la otra.

Cuando llegó a casa, saliendo del badulaque, se encontró a Pedro en la esquina y se lo soltó, así, en plan emocionada.

¿La respuesta de Pedro? Sorprendentemente típica ¿Puedo ir yo también?  ¿Os aguanto las palomitas…? Carmen se puso a reír y se fue a casa directa a llamarme por teléfono. Estaba como un flan. ¿Y si no hay feeling? Eso le dije yo, pues como con un tío que conoces en la discoteca. Sólo que le faltarán un par de copitas en el cuerpo para desatarse. Al final la cosa es igual, sólo que, del cuerpo que tienes delante, conoces cada rincón de placer. Además si la chica tiene experiencia lo mejor es que se deje llevar, ¿no?

Yo pensé lo mismo, qué típico. Es obvio que sigue existiendo esa fantasía en la mente masculina. ¿Un trío yo? Pero con dos tías, sino nada. Un clásico. Si supieran lo que pensamos…

Pues no se mucho más, supongo que mañana me contará. Si veo que se agobia con el tema quedamos las tres y le cuentas que no hay para tanto. Después de la primera vez siempre repites, ¿verdad? Todavía me acuerdo cuando me contaste lo de Andrea, que graciosa estabas disfrazada de no sé qué, con la camisa de cuadros arremangada.

Venga, hasta mañana niña,

Jimena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s