50 sombras de Grey

El libro del que habla todo el mundo. Pues ahora voy a hablar yo, que hace tiempo que no digo nada.

Primero de todo, transcribo algunas frases sacadas del libro para tener algún tipo de antecedente para quien, gracias a dios, no se haya leído el libro “Cincuenta sombras de Grey” de E.L. James.

–   Página 136: Eres mía y solo mía, no lo olvides.

–   Pág. 345: Chupa, chupa fuerte nena.

–   Pág. 137: Chúpame nena.

–   Pág. 350: Agárrate fuerte, esto va a ser rápido nena.

–   Pág. 375: No tenemos mucho tiempo, esto va a ser rápido, y es para mí, no para tí, ¿entendido? Como te corras te voy a dar unos azotes.

–   Pág. 373: No te masturbes, quiero que te sientas frustrada. Así es como me siento yo cuando no me cuentas las cosas, cuando me niegas lo mío.

Supongo que es suficiente.

Por un lado tenemos a un hombre rico y atractivo con las grandísimas cualidades de obsesivo, controlador, celoso, humillador y acosador combinado con una dulzura extrema después de hacer de amo. Es decir, simplificando: la definición de maltratador.

Por otro lado tenemos a una chica de 21 años, ingenua, inexperta sexualmente, inocente, tímida, que se enamora por primera vez del tirano y lo único que puede hacer para que haya una mínima reciprocidad es firmar un contrato amo-sumisa.

En ningún caso voy a criticar la narración de la escritora, no es esta mi intención, lo que me indigna  es ver como los comentarios de la contraportada hacen que parezca la novela que ha dejado más mojadas a las señoras en Estados Unidos según el “New York Post”, e incluso, según “divamons.com” leer este libro hace que te sientas sexy otra vez. ¿Otra vez?

Pues doy gracias por no tener la nacionalidad americana porque, no se vosotras, pero el hecho de someterse a un hombre hasta el punto de la sumisión total con la esperanza que, a base de azotes y humillaciones, por no hablar de los celos enfermizos y el acoso constante, algún día se convierta en tu príncipe azul, me parece más una novela de manual del maltrato que una novela romántica con puntos eróticos.

Si queréis leer algo sensual, erótico de verdad y elegante, que no roce la vulgaridad, echad un vistazo al clásico “Las edades de Lulú” de Almudena Grandes o a “Castillos de cartón” de la misma autora. En ambos casos puedes releer las escenas de sexo implícito una y otra vez, retenerlas en la memoria y provocarte placer recordando el trío de sexo pasional, inocente y excesivo (en Castillos de cartón) así como observar a la joven Lulú perderse de niña, ante la perversión del sexo prohibido.

Si yo no digo que sea ilícito mantener prácticas sexuales de cualquier tipo pero lo que me irrita es que las condiciones entre los dos, tres o cuatro participantes no sean recíprocas. Para nada estoy en contra de la práctica sadomasoquista, ni mucho menos,  en lo que quiero insistir es en que el personaje de la chica es inocente, y el contrato dueño-objeto está totalmente viciado, porque la voluntad de la chica no es hacer de sumisa, su real voluntad es convertir al amo en un hombre cariñoso, sensible, que la quiera, aunque tenga que poner el culo en hielo por la cantidad de azotes que ha sufrido. Una vez más se defiende el patrón estereotipado de que la única intención de la mujer es cambiar al otro, confiando que tarde o temprano, él se volverá un ser adorable.

No se si con esta pequeña y acalorada reflexión sólo conseguiré que alguien más compre algún ejemplar de este bodrio, pero al menos yo me he quedado más tranquila al escribirlo.

Que tengan un ardiente y placentero martes,

Astrid.

Anuncios

9 pensamientos en “50 sombras de Grey

  1. Alberto Tauste

    Lo peor del tema es que ultimamente estos clixes salen de las propias mujeres(escritoras,opinadoras etc..) Yo por la sensación que tengo hablando con amigas(mi deporte favorito)es quw se repite el fenomeno Sexo en NY, en el que las chicas creen tener una complicidad al hablar de la serie sin que nosotros podamos opinar o llegar a comprender en este cerebro de Atapuerca que tenemos los hombres.
    Esta en cabezal de mi cama ….ya echare un par de ojeadas y asi opinare,aunque siempre me quedare con la flauta de Lulu 😉

    Responder
  2. Gisela

    #ALARM SPOILER#

    Si no us heu llegit, no continueu llegint!!

    Crec que no l’has entès. No se que has llegit, o com has pogut arribar a interpretar aquesta sensació de maltratador que dius.

    A mi personalment trobo que es una novel•la romàntica miris per on la miris, començant per un llibre més eròtic per enganxar al personal i entrant en aspectes (tabú per algunes persones) i ho fa amb una historia que primer penses que “cabró” i després te’n adones que actua així per un motiu el qual ella accepta i se’n adona que li agrada, contràriament del que pensava que passaria.

    Ella accepta jugar, accepta buscar els límits fins els quals pot arribar i li agrada. Té sensacions al cos que mai havia experimentat i gaudeix d’ells. Evidentment dins el joc hi ha coses que no li agraden i així li fa saber al seu company de jocs el qual accepta (un maltractador mai ho faria).

    Però els dos s’acaben enamorant encara que com en totes les parelles ho demostren diferent…i els dos torcen el braç per complementar-se mútuament en tots els sentits.

    Christian es controlador i possessiu, però a mida que llegeixes la novel•la veus per que. La seva infància si que li ha estat maltractada i robada, i té un concepte de “família” totalment diferent d’una persona que no ha tingut que viure de centre d’acollida en centre d’acollida.

    Aquest concepte de família ho aprèn d’ella, li demostra ella mica en mica i finalment acaben sent feliços tenint sexe “vainilla” i sexe a l’habitació del joc.

    S’han complementat i per mi ho defineix molt bé al final:

    “Quiero a este hombre: mi marido, mi amante, el padre de mi hijo, a veces mi dominante…mi Cincuenta Sombras”

    Tots tenim les nostres pors, els nostres tabús, les nostres coses,…en definitiva les nostres pròpies Sombres. I tothom necessita al costat algú que ho englobi tot com bé diu l’última frase.

    Aquesta es la meva opinió del llibre.

    Responder
  3. ches

    Soy culpable! Reconozco que leí 50 sombras de grey por curiosidad. Era el “fenómeno literario del año”, todas mis amigas hablaban de él y como soy devoradora de libros se lo pedí a una de mis amigas enamoradas de Christian Grey y comencé a leerlo. Es un libro muy fácil de leer, con lenguaje muy sencillo, desde mi punto de vista el libro perfecto para quien no ha tenido más lectura en su mano que el cosmopolitan.
    Acabé el libro y me pasaron el PDF de 50 sombras más oscuras y lo estoy leyendo….sólo porque no tengo otra cosa que devorar y reconozco que también leeré el tercero.
    Para concluir mi punto de vista de este libro debo decir que yo no quiero un Sr Grey, me da pena esa pobre niña que piensa que se pueden cambiar los instintos de un sadomasoquista y que a mi personalmente más que excitarme me provoca un nudo en el estómago cada vez que relata una escena de cuarto rojo del dolor.
    Totalmente de acuerdo con recomendar a Almudena Grandes a todas las mujeres que necesiten un poco de erotismo a su día a día.

    Responder
  4. rickielme

    Doncs jo no estic d’acord amb el post.
    Des de el respecte i partint que no et conec de res, els “fragments” totalment aleatoris del llibre, igual que n’hi ha d’ell, també en trobariem d’ella.
    La majoria de gent amb la que jo he parlat del llibre/s , diuen ” es una historia d’amor, “esquitxada” de sexe.(lo que podriem dir “cochinades”)
    jo en canvi crec que es un llibre “cochino” que l’han volgut vendre com una historia d’amor.
    No crec que es pugui dir que es faci apologia de res.
    L’exit de vendes , no es per que sigui bo o no, jo no li he trobat la gracia, si no el “morbo” de llegir “cochinades”.
    Es una visio molt simple, si, però es aixi.
    Tot i no estar d’acord amb el post d’avui, m’agrada el teu / vostro blog

    Responder
  5. Dama Bene Gesserit

    Totalmente de acuerdo. Me lo compré y leí tras insistencias de amigas, y aún no he salido de mi asombro al recordar las mil maravillas que de él me hablaban, porque yo no las encontré por ningún sitio. Ninguno.
    No repetiré lo que has dicho en el post, porque poner mi opinión sería copiar tus palabras (incluso lo de Almudena Grandes, ¡cuántas veces he recomendado esos grandes libros eróticos!) pero sí añadiré una cosita. Dices que no quieres hablar de su estilo, bueno, pues lo haré yo. Si a este libro se le quitan las palabras fuertemente pornográficas, queda a la altura de cualquier telenovela mala de las de por la tarde. Sí, vicia y engancha, pero son malas malísimas y los guionistas brillan por su ausencia o poco ingenio. Pues eso le pasa a este libro. Una vez lo comparé a la saga Crepúsculo pero con sexo, pero ahora lo rectifico, éste es sin duda mucho peor.
    Gisela, ésa será sin duda tu opinión, válida evidentemente como cualquier otra, pero desde luego estoy totalemente en contra en tu afirmación: “crec que no l’heu entés” Leyendo lo tuyo, creo que quien no lo han entendido son las personas que defienden el libro como una novela buena (ajam??? de las peores que han caído en mis manos) y erótica (el peor libro erótico que me he leído… y me he leído unos cuantos).
    Lulú vuelve al mundo y explícanos con tu flauta qué es el erotismo.

    Responder
  6. CARLA

    Estoy indignada e intentaré escribir mi comentario sin que se note demasiado, desde esta mañana que le doy vueltas, a ver…
    En primer lugar, “todas mis amigas hablaban de él” y por eso me lo leí, ¿alguna de las que lo ha empezado a leer no lo ha terminado? Si tan facilón y horroroso es… ¿porque lo devoráis hasta el final? Vaya… ¿igual es que la historia (para mi de amor) engancha hasta a las más entendidas en lectura erótica de calidad?
    En segundo lugar, comparar “50 sombras de Grey” con “las edades de Lulu” y “Castillos de cartón”, eso si que me parece facilón, Almudena Grandes es la mejor escritora que hay en este tipo de novelas (y en mi opinión en la literatura en general), os recomiendo, ya que estamos, que leais “Malena es un nombre de tango” de la misma, es uno de mis libros favoritos desde que lo leí hace ya muchos años, y jamás se me ocurriría compararlo con cualquier otra novela del estilo porque la dejaría a la altura del betún.
    Y para acabar, me encanta leer el cosmopolitan y si, escribo LEER, porque además de mirar las fotitos, porque me interesa la moda, muchos de los articulos que publican me parecen muy interesantes, y es algo que creo que muchas deberían hacer al menos una vez en su vida, y me voy a reservar el porque…
    Soy mujer, me gustan las revistas de moda, Sex&theCity y 50 sombras de Grey, y por eso no creo que pertenezca a ningún estereotipo de mujer que permitiría que le azotaran sólo por no perder a un tipo guapo, rico y que encima le atiza porque él disfruta, creo que he sabido entender adónde quiere llegar la escritora con un personaje así. Y ahí estoy de acuerdo con Gisela, por eso hay una segunda y tercera parte, que deberías leer (shhht! aunque sea a escondidas, no diremos nada a nadie) y en las que el personaje del “maltratador” evoluciona como suelen hacer la mayoría de los personajes de todas las novelas que se han escrito, ¿porque sino que gracia tendrían?
    No quiero con mi comentario, que nadie se sienta atacado, no es mi intención, pero me molesta la crítica gratuita y eso de meterlas a todas dentro del mismo saco “se ha puesto de moda el librito del Grey, vamos todas a cargárnoslo porque las tías se están volviendo locas con tio guapo que encima es sadomasoquista”, señoras! que es literatura! que es ficción! y creo que la mayoría somos conscientes de lo que tenemos entre manos.
    Sólo me queda, felicitaros por el blog, sois maravillosas mariposas y os leo todas las semanas, ya sabéis que mis martes empiezan con una sonrisa (o una lagrimilla a veces) gracias a vosotras.
    Os adoro!

    Responder
  7. el vals de la mariposa Autor de la entrada

    Muchísimas gracias por seguir el post de hoy! Las mariposillas estamos encantadas de recibir comentarios de todo tipo, a favor o en contra, de eso se trata, como dice mi abuela, ¡para gustos los colores! así que de nuevo gracias por estar allí, por leernos, por opinar, por crear debate!

    Astrid

    Responder
  8. Pingback: Too much “fun” or too much “serious” « De todo un poco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s