Preboda, boda y divorcio

Buenos días, llamaba para pedir un presupuesto. Mi prima se casa. Sí, yo tampoco lo entiendo. Pero en fin, ya es mayorcita, ella sabrá. No, yo no. Esas cosas no las hago.

El caso es que alguna de las amigas tuvo la genialidad de regalarle el reportaje de fotos, para que no olvide jamás el día más feliz de su vida. Claro está que con el bicho que tendrá de marido difícilmente olvide el día que decidió ponerle un anillo a conjunto con el suyo.

He visto por ahí que la gente se hace también una sesión previa a la boda, sí, uno de esos books que se hacen llamar preboda. ¿Qué ofertas tienen ustedes? ¿Hacen pack? Piense que como luego la cosa salga mal me voy a estar arrepintiendo toda la vida de haberme gastado los dineros en saco roto.

La sesión de la preboda la hacen ustedes en un entorno romántico, ¿no? Tipo playa, bosque o centro comercial. Ya. Y necesitan varios cambios de ropa, para que ella no repita modelito. Sí, me imagino que ver treinta fotos de una misma repitiendo tejanos y camiseta estampada tiene que ser duro. Claro, tomo nota. Y él, ¿Qué ropa debe ponerse? ¿Que vaya cómodo? Ni hablar, que es capaz de aparecer en bañador y como cambio de ropa llevar un pantalón de chándal. Sí, quedamos que irá arregladito. Ya se lo explicaré todo.

Oiga, y el día de la boda ¿va usted a hacer un reportaje tipo una foto por invitado? Ah, que eso ya no se lleva. Y ¿no le irá a poner un fondo difuminado a modo de envoltorio nublado con los novios en el centro? Qué eso tampoco se lleva. Disculpe mi ignorancia, hace tiempo que no me caso y he perdido la práctica. A mi me encantan las caras de los novios, cuando hora y media después de que haya empezado la sesión de fotos están a punto de abandonar el restaurante, los invitados y su día feliz, sin haber probado bocado.

Dice usted que le va más fotografiar detalles. En plan los anillos, el beso o la cara de la suegra de mi prima cuando su querido hijo pronuncie el sí quiero. Sí, esa será la foto de portada, sin duda. No se la pierda, yo ya le diré quien es la suegra. Suele llevar el moño más pomposo del evento. La reconocerá enseguida.

Ah, ¿qué todavía hay más? Está si que es buena. En caso de separación en un periodo de dos años posteriores a la boda, ustedes incluyen el reportaje de la expareja por separado. Ah, pues se lo diré a mi prima. Claro, lo entiendo. Así luego pueden colgar el álbum “divorciada” en Facebook para que sus 532 amigos (incluido el ex) vean lo buenorra que está, ahora que se ha separado.

¿Que qué me parece? Una modernidad algo cruel, la verdad. Aun así, teniendo en cuenta los tiempos que corren, creo que está usted contratado. ¿Cuándo quedamos?

Jimena

Anuncios

Un pensamiento en “Preboda, boda y divorcio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s