Los piropos se agradecen

La tradición de los piropos bonitos se está perdiendo. 

A esta conclusión llegué en una de nuestras reuniones mariposiles. Mucho piropo vulgar, algún “guapa” que se escapa de la boca del típico tío con el que te cruzas en un mal día, y más de lo de siempre: cruce de miradas con ese hombre interesante que no se atreve a preguntar. Llamadme clásica, vale, ¿pero a quien le amarga un dulce?

Carla nos cuenta el piropo que la ha dejado sin respiración. Os pongo en situación. Carla, treintañera monísima, siempre estupenda, va camino del curro. De lejos ve un grupo de obreros en la hora del desayuno. Respira hondo y con paso firme decide avanzar y continuar con su camino. De repente se queda helada al oír que el obrero turno (no nos engañemos: el piropo y el obrero van de la mano) se levanta, se distancia de sus compañeros y subiendo el tono de voz, le suelta: “Me iba a poner a desayunar, pero me tengo que levantar para decirte lo bonita que eres. ¡Guapa! Porqué mira que eres guapa”.

Después de regalarle tal lindeza, mi amiga se queda de piedra. Le suben los colores y se da cuenta que le acaban de alegrar la mañana. Hacía tiempo que no escuchaba algo tan original para halagar a una mujer. Claro que sí, señorita. Como decía nuestra amiga gaditana, hay que agradecer. Carla se gira coqueta, y le dedica una de sus mejores sonrisas. Muchas gracias, hombre, le contesta. Que tenga un buen día.

Dejamos atrás el típico “te voy a meter de todo menos miedo”, o el vulgar “tengo los huevos cargaditos de amor” para dar paso a un decidido “Eso es andar y lo demás es pisar el pavimento” o uno que me dejó muerta en medio de la calle que decía algo así como “Para que luego digan que los monumentos no andan”.

¡Olé tú! Obvio que (a algunas) nos gusta que nos digan que somos guapas, que estamos buenas, o que nos pegarían un polvo aquí mismo. Pero siempre con cariño, señores. No jodamos…

Una viejita me contó una vez, que en sus años mozos un guardia civil se arrodilló al verla pasar y le dijo: Espere un momento, señorita. Voy a buscar una alfombra ahora mismo, que un bombón como usted, no debería pisar el suelo.

Por desgracia, tradiciones como esta se están perdiendo. Y no debemos permitirlo. Gruñan cuando oigan “te voy a meter más rabo que cuello tiene un pavo”. Y si pueden hasta se lo devuelven con un “ni de coña te vas a comer tu este cuerpo, capullo”. Pero ante todo agradezcan los piropos que les hayan sacado una sonrisa. Que se enteren por nosotras de lo que nos gusta. En momentos de crisis, al menos, podremos decir, que nosotras ya se lo avisamos.

Jimena 

Queremos agradecer al compañero de Astrid. Sin su información de primera mano hubiera sido realmente difícil recopilar tanto piropo. ¡Un saludo y mil gracias!

Fotografía de Charles Ebbets

Anuncios

9 pensamientos en “Los piropos se agradecen

  1. el vals de la mariposa Autor de la entrada

    Querido compañero:
    Gracias por esos paseos de risas entre caimanes… (tú ya me entiendes). Desde aquí quiero volver a agradecer tu aportación, nunca dejarás de sorprenderme ya sea con un piropo camionero o con una frase extraída de un gran poeta como es Neruda. ¡Tú si que te haces querer!
    ¡Nos vemos mañana con nuevas anécdotas!
    ¡Recuerdos a tu pastora!
    Astrid

    Responder
  2. el vals de la mariposa Autor de la entrada

    Querida lamami:
    Enormes gracias por el apoyo incondicional de cada día, de cada instante, de cada momento. Por favor, no dejes de comentar nuestros pequeños relatos, nos llega a nuestro pequeño corazón de mariposa que cada mañana se levanta para intentar volar más alto.
    El vals de la mariposa.

    Responder
  3. Carla

    Voy a empezar como es debido, GRACIAS POR LOS PIROPOS amigas mariposillas!!

    Es cierto que a primera hora de la mañana, cuando no te ha dado tiempo ni de tomarte el primer café, te voceen un “guapa, porque mira que eres guapa!”, hay que agradecerlo. Empiezas el día de otra manera, aunque ese tío no te conozca de nada, oye te ha alegrado el día. Y la que diga que no, miente!

    Así que, desde aquí reivindico que se agradezcan esos piropos que no te esperas, que te sorprenden, que te suben el ánimo, el ego y porque no la autoestima, los que te hacen sonreír y sonrojarte, los originales, en definitiva los buenos piropos, los piropos bonitos!!

    Y eso a mi también me lo enseño esa personita tan especial, que nos dijo: “hay que ser agradecida, y los piropos se agradecen!” y cuanta razón tiene… y desde entonces lo hago, porque no cuesta nada, que como dice Jimena “en momentos de crisis” parece que hay crisis hasta para ser agradecido!!

    Os quiero Mariposas!!

    Carla.

    Responder
  4. Dama Bene Gesserit

    Sí, toda la razón, mediocridades y vulgaridades fuera! Volviendo a los piropos de sonrisa en la boca, uno que me dejó un poco rota: “perdona, tienes un clinex?/ Sí, toma / Es para limpiarme la baba que se me cae al mirarte… GUAPA!” Y el típico piropo, pero que también veo muy gracioso es: “tss tss, el papelito / qué papelito?/ el que te envuelve, BOMBÓN!”.

    Responder
  5. ANTONIA PIOJITO

    HOLA ¡¡¡Primero decir que es genial este blog OLEEE por todas¡¡¡
    y si,todos los piropos se agradecen , nunca se sabe las cosas que te pueden sorprender¡¡¡dejemos de hacernos las tontitas cada vez que algun chico quiere decirnos algo bonito,no cuesta nada ser UNA MUJER AGRADECIDA tengo que decir que hay mucho patoso..pero lo que cuenta es que ha dedicado unos minutos de su tiempo tan valioso con sus amigos pa dedicarte una mirada,y decirte algo bonito¡¡¡ y quiero compartir algo.
    Hace un par de semana un amigo me conto que la noche anterior le habia dicho a una chica “me he acercado para decirte que tienes la sonrisa mas bonita de todo el bar,de toda la calle y de todo el norte” a lo que ella respondio…”NO ME HAS VISTO SONREIR”……..ESTUPIDA PIENSO YO…un chico timido,guapo,interesante,una sonrisa inpecable,y por supuesto tiene muchos defectos” asique a esa mujer le digo TU TE LO PIERDES¡¡¡
    DEJEMOS DE HACERNOS LAS ESTRECHAS CUANDO TODAS SABEMOS LO QUE QUEREMOS Y APROBECHEMONOS DE BUENAS MANERAS DE TODOS ESOS HOMBRES QUE SE ACERCAN PARA SACARNOS LA MEJOR SONRISA SIN ELLOS NO TENDRIAMOS ESAS MARIPOSILLAS QUE NOS GUSTAN TANTO¡¡¡

    bueno disculpad las faltas jiji
    desde el sur con amor para todas las mariposas bellas que sonrien cada mañana a un piropo nuevo¡¡¡
    ole ole y ole¡¡¡
    un abrazo

    PIOJITO.

    Responder
  6. Bernat

    Y qué hay de la situación inversa? No os parece una clara desigualdad el que las mujeres siempre (o casi siempre) asuman el rol de receptoras del piropo, y nunca (o casi nunca) de emisoras? Cuántas mujeres hay que lancen piropos a los hombres que caminan por la calle?

    Responder
  7. Sandruixa

    Yo he tenido siempre una reacción extraña ante los piropos de desconocidos, en el fondo, como a todas, me gustaban pero no sabía reaccionar, la mezcla de la sorpresa con la vergüenza me convertían en una avestruz que hubiera hecho un gran agujera en la tierra para esconder la cabeza. Pero pasó que me embaracé y a mi paso ante obreros creí ser transparente, un fantasma! Recuerdo que una vez liberada de mi barrigota volví a recibir un maravilloso: Guapa!! Y me salió un gracias enorme con mi mejor sonrisa!!! Llamé a mi sandruixo de inmediato: cari!! Me han hecho un piropo por la calle!! Vuelvo a ser visible!!! Que vivan los piropos!!!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s